Dificultad respiratoria en niños: ¿Es asma?

El asma es una enfermedad crónica pulmonar en la que se genera una inflamación de las vías respiratorias inferiores, además del estrechamiento de la cavidad del bronquio, que es por donde entra y sale el aire. Si está vía aérea se estrecha, se originan las conocidas sibilancias o pitos y aparecen las dificultades respiratorias en los niños.

Esta situación, por lo común, se manifiesta súbitamente y sin previo aviso. Lo bueno es que es reversible de manera total o parcial, si se aplica la medicación adecuada que consiste en broncodilatadores.

¿Te preocupa que tus hijos tengan asma? ¡Sigue leyendo el siguiente post!

¿Qué desencadena las crisis asmáticas en niños?

Son variadas las causas de las crisis asmáticas en los niños: el humo del tabaco, el frío agudo, un ataque de risa o el llanto continuado son algunos ejemplos.

La persona que padece de asma bronquial alérgica, podrá presentar síntomas de asma en lugares con exposición a aquello que produce la reacción alérgica.

¿El asma es hereditario?

La respuesta es sí. Tiene un componente hereditario muy alto, ya que es poligénico, con múltiples genes implicados. Si uno o ambos padres son asmáticos, las posibilidades de que sus hijos lo sean son muy altas, por ello se debe prestar más atención en estos casos.

¿Cómo saber si tu hijo tiene dificultad respiratoria?

Para detectar dificultades respiratorias en los niños es importante prestar atención a ciertas situaciones:

–      Respiración rápida

La respiración acelerada la conocemos como taquipnea, es el síntoma más claro de dificultad respiratoria.

–      Hundimiento de costillas

Si al respirar el niño hunde las costillas o el esternón está utilizando la musculatura accesoria intentando meter y sacar mayor aire de los pulmones.

–      Movimiento oscilante entre abdomen y costillas

Se percibe en niños más pequeños. Se ve cuando, al mismo tiempo que se hunden las costillas, el abdomen sobresale notablemente.

–      Aleteo nasal

En los niños lactantes se observa que los orificios nasales se abren al respirar.

–      Constante tos

Aunque pensemos lo contrario, este aspecto no siempre se manifiesta.

–      Sonidos sibilantes

Si tu hijo emite sonidos como pitidos al respirar, debes consultar al médico o aplicar el broncodilatador en caso de ser algo tratado y común.

–      Piel fría y coloración de labios

Cuando se presenta esta situación es que el asma se ha agravado. Los labios adquieren un tono azulado.

Pon el cuidado de tus hijos en la Guardería TEO

Desde 1987, en Guardería TEO trabajamos con dedicación y amor para ofrecerte los servicios más completos en el cuidado y educación de tus hijos, sirviéndote de apoyo en situaciones claves relacionadas con su desarrollo.

Toda la capacidad profesional y experiencia de nuestro personal se encuentra a tu completa disposición para conseguir un desarrollo integral de los niños.

¡Visítanos y comprueba que somos la mejor opción para el cuidado de tus hijos!

Leave a comment

dos × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.