Etiqueta: infantil

Beneficios de la música en los niños
Beneficios de la música en los niños

En el adecuado crecimiento de los niños y desarrollo de procesos internos intervienen muchos factores determinantes. Dentro de estos elementos nos encontramos con la música, que repercute de manera muy positiva en el desarrollo físico y emocional de los más pequeños, ofreciéndoles grandes beneficios.

 

¿Quieres saber cuáles son algunos beneficios específicos que la música ofrece a los niños que la escuchan de forma regular? ¡Sigue leyendo!

Cinco principales beneficios de la música en los niños

Los niños se nutren y amplían sus conocimientos y aptitudes mediante la adquisición de medios y alternativas de aprendizaje. Por ello, dentro de los beneficios de la música como parte de su formación, destacamos cinco principales:

1.   Ampliación de vocabulario

Las palabras escuchadas de manera repetitiva quedan en el subconsciente de las personas y mucho más en los niños gracias a su capacidad retentiva. En este sentido, la música ayuda a esta técnica mnemotécnica. Sin embargo, es tarea de los padres supervisar el tipo de música que escuchan los pequeños, pues es bien sabido que algunas letras no aportan información adecuada o apta para sus edades.

2.   Capacidad intelectual y de memoria

La música es idónea para estimular ciertas zonas del cerebro que se encargan de la lectura, el cálculo y el desarrollo emocional, mejorando así la capacidad intelectual y de memoria, aumentando notablemente si además se integra con el baile.

3.   Imaginación y creatividad

La música activa la región creativa del cerebro y, a su vez, promueve un amplio desarrollo de la imaginación. Además, si un niño aprende a tocar un instrumento o convive desde muy pronto con la música, aumentará su afán creativo, perfeccionándose a medida que va creciendo y practicando.

4.   Expresión

Muchas veces los niños no saben cómo expresar sus sentimientos o estados de ánimo. Para ello, una forma sencilla de manifestarse es por medio de la música, dado que estimula la expresión corporal y emocional.

5.   Autoconfianza y mejora del estado de ánimo

La música sirve tanto para relajar, por ejemplo, a la hora de dormir, como para activar los sentidos y desarrollar actividades de manera amena. Además, si un niño se encuentra triste, al ponerle música alegre es muy probable que su estado de ánimo mejore y se sienta más animado. De igual forma, ayuda a generar confianza en uno mismo al ofrecer una vía de expresión y reconocimiento de su personalidad.

 

Guardería Teo: colaboramos en el desarrollo cognitivo de los niños

Cada niño es un mundo, con características y gustos que diferencia a uno de los otros, al igual que ocurre en su proceso de aprendizaje y reconocimiento.

En Guardería Teo nos ocupamos de ofrecer diferentes actividades para que cada pequeño se sienta integrado y pueda expresarse de la mejor manera, aprendiendo sin dejar de divertirse.

¡Contáctanos! O acércate al CEI Teo Andújar y nuestros profesionales cualificados te ofrecerán la mejor atención y asesoramiento para ti y tus hijos.

 

Rabietas: ¿qué importancia hay que darles?
Rabietas: ¿qué importancia hay que darles?

Durante el desarrollo infantil es habitual que, a partir de los 2 o 3 años, aparezcan las temidas rabietas. Lo que distingue este hecho es que puede no ser pasajero, agravándose con el tiempo. Los arranques de ira, junto a las frustraciones, si no son canalizados de manera correcta, pueden acabar en falta de respeto, desobediencia e incluso violencia hacia uno mismo o hacia los demás.

Para que tu hijo gestione sus emociones, como el enfado, es necesario que su conducta se adapte al momento que está viviendo, aunque sabemos que, por regla general, dicha gestión no aparece de forma natural, rápida y directa.

Los niños necesitan adquirir un aprendizaje al respecto y las personas de su entorno son imprescindibles para conseguirlo. Solo entonces comprenderán cada una de sus emociones y aprenderán a manejarlas.

¿Cómo gestionar las rabietas de los niños?

Para gestionar las emociones de tu hijo durante una rabieta te damos algunas recomendaciones:

–      Mantén la coherencia

Si vas a pedirle tranquilidad es necesario que tú también estés tranquilo. Así que, mantén la calma y actúa siempre de la misma manera, sin importar el lugar donde estés.

Nos referimos a que si en casa prefieres acompañarle en la rabieta, en la calle es mejor que hagas lo mismo, sin importar que sea en público. De esa manera le mostrarás seguridad y aprenderá a calmarse. Ten presente que las emociones se traspasan, así que no os contagiéis vuestras propias frustraciones mutuamente.

–      Empatiza en lugar de castigar

Si quieres que los gritos y las pataletas desaparezcan, debes canalizar correctamente su enfado. Por ejemplo, al castigarlo conseguirás que reprima sus emociones puntualmente, pero así no aprenderá a manejarlas a largo plazo. Es por ello que debes intentar comprender y respetar el motivo de su disgusto y ofrecerle apoyo.

–      No ignores sus emociones

Las rabietas deben afrontarse al instante porque, en ocasiones, más tarde no hay tiempo para conversar. Puedes pasar por alto la conducta que está presentando, pero no sus emociones. Si tu hijo tiene una rabieta no significa que desee ponerse así, es una reacción desproporcionada porque no sabe cómo expresar su molestia de otra manera.

Es mejor aprovechar la situación y dedicar tiempo tras a esa rabieta para conversar sobre lo que le ha ocurrido, cómo se siente y cómo se puede sentir mejor.

Guardería TEO: la principal alternativa para el bienestar, cuidado y aprendizaje de tus hijos

En la Guardería TEO trabajamos con inmenso amor y dedicación para ofrecerte los mejores servicios para la mejor educación y cuidado seguro de tus hijos. Entre nuestros valores, preservamos la moral y las buenas costumbres, así como reforzamos el vínculo familiar del hogar.

El desarrollo integral de los más pequeños de la casa es nuestra tarea principal, enseñándoles respeto por sí mismo y por los demás.

¡Visítanos y forma parte de nuestra familia TEO!

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL DE 0 A 3 AÑOS

El desarrollo infantil se refiere a los cambios que los niños/as atraviesan en todas sus dimensiones como persona, emocional y social, física y los prepara para una vida autónoma.

A medida que el desarrollo de los niños/as avanza sus reacciones emocionales van cambiando tanto en sus sistemas de expresión como en la creciente conciencia que los acompaña.

El desarrollo emocional se refiere al proceso por el cual los niños/as construyen su identidad, autoestima, seguridad y la confianza en sí mismos.

A continuación, se va a desarrollar la educación emocional según la edad,

  • De 0 a 12 meses: Las emociones normalmente empiezan en la cuna, incluso antes de nacer, ya que al nacer el bebé está indefenso y dependiente del entorno que le rodea, el cual le presta la ayuda que necesita.

Durante los 3 primeros meses sus reacciones emocionales tanto si se sienten bien o mal son exageradas, como son el llanto, las reacciones positivas y la sonrisa.

A partir de los 4-5 meses aparece la rabia y el disgusto.

A partir de los 6-8 empiezan a reaccionar ante lo desconocido con tensión y miedo y a tener el sentido de la broma.

A los 9 meses expresan alegría, disgusto y rabia y también se dan cuenta si las personas están contentas o enfadadas.

  • De 13 a 18 meses: En estos meses aparecen tanto los besos y abrazos y empiezan a ser más amorosos como también aparecen los celos.
  • De 19 a 24 meses: En estos meses puede aparecer un período emocional de difícil manejo ya que el deseo de independencia y autonomía de los pequeños riñe con su necesidad actual de dependencia.
  • De 25 a 36 meses: Los niños/as de estas edades pegan de un modo involuntario cuando no pueden conseguir algo que quieren, pero lo hacen sin intención de hacer daño.

En estos años también aparece la envidia a medida que descubre el sentido de la pertenencia.