Reflexión de una madre

CUANDO LA INFANCIA NO INTERESA

Ya nos pareció un sinsentido que la etapa de 0-6 años se rompiera y se llevaran al 3-6 a rellenar las aulas que se estaban quedando vacías en los colegios…

Ya nos pareció un sinsentido, que los niños, porque no dejan de ser niños, con tan solo 12 años se incorporaran a los institutos…

Y aún así lo asumimos, y no hicimos nada por pararlo…

Y asumimos, que con 3 años, (en muchos casos sin cumplir), para acudir a los colegios, supuestamente preparados para acogerles, les obliguen a haber adquirido procesos que no se entrenan, como el control de esfínteres, para «encajar» en este sistema que nos vendieron beneficiosos para ellos.

Asumimos, unos contenidos educativos, pensados para que «suban» a la primaria bien preparados, con unas destrezas, y unas capacidades impropias de la etapa, para las que muchos no están preparados, sin tener en cuenta toda la evidencia científica en neuroeducación y que resalta lo innecesario de, por ejemplo, poner un lápiz en la mano de un niño antes de que su estructura ósea esté desarrollada.
Y oye, como nos salió tan bien, (aún estoy esperando a ver un estudio que enumere los beneficios en la infancia de haber ido al colegio en edades tempranas), pues ahora, nos llevamos a los bebés a esos colegios.

BEBÉS EN COLEGIOS… Así, lo anunciaban hace unos días en Madrid a bombo y platillo.

No sabemos el plan de ruta para esa incorporación, creo que ni la propia Señora Ayuso lo sabe.

No sabemos cómo van a «apañar» esos espacios totalmente inadecuados para acoger a nuestra primera infancia. Espacios que en las escuelas infantiles, hemos teniendo que adaptar teniendo en cuenta sus necesidades, y que por cierto está legislado.

¿Es necesario hacer esa inversión en los colegios, en vez de utilizar y mejorar los recursos ya existentes, y que por cierto, son adecuados para ellos, y funcionan?

No sabemos qué profesionales se van a ocupar de ellos, de sus cuidados básicos, através de los cuales se establecen los vínculos de apego seguros entre el adulto y el bebé que tiene entre sus manos. ¿Se hará como en muchos colegios actualmente, llamando a personal externo e incluso a sus familias cuando hay un «escape»? Porque esto ocurre, y no es un caso aislado.

No sabemos cómo se van a acompañar los procesos de acogida, si las familias van a poder acompañar, o se les va a dejar en la verja como ocurre con esos de 3 años cuando llegan al colegio por primera vez…

No sabemos cómo se va a dar la información cada día a la familia, esa tan necesaria y que hace cercana a una escuela.

No sabemos tantas cosas…💔💔💔

Pero bueno, no importa, nos venderán que es una oportunidad para la equidad, que nos va fenomenal para la conciliación (al adulto, claro), que es público (que no es lo mismo que gratis porque señores, lo pagamos todos) y ya está.

Lo asumiremos, una vez más, y desgraciadamente, ya veremos el coste que estas decisiones POLÍTICAS tienen para la primera infancia.

Miriam Prada mamá y maestra de ♥️

Leave a comment

10 + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.