La conjuntivitis

                  

La conjuntivitis es una de las infecciones del ojo más común y se contagia muy fácil y rápidamente de unas personas a otras. Esto se produce por una inflamación del tejido fino y transparente que cubre el interior del parpado y la parte blanca del ojo.

Por eso que el ojo aparezca con color rojizo e inflamación de la parte blanca del ojo durante esta patología es normal.

 

Normalmente suele durar entre 7 o 15 días en los casos que se necesite un tratamiento y de 5 a 7 los que no.

 

Los síntomas pueden variar, pero por lo general son los siguientes:

 

  • Picor e irritación del ojo.
  • Legañas en los parpados o pestañas.
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Secreción ocular.
  • Sensación de tener arena en los ojos.

 

Normalmente los casos de conjuntivitis son leves y no hace falta ningún tipo de tratamiento.

Pero a veces hay que acudir al médico cuando tengamos estos síntomas:

 

-Visión borrosa.

-Dolor de ojo.

-Un enrojecimiento intenso del ojo.

-Afección que puede poner en peligro la visión del ojo.

 

Para evitar que se contagie esta infección de unas personas a otros hay que tomar unas medidas:

 

  • Lavarse las manos.
  • Evitar frotarse los ojos.
  • NO ACUDIR AL CENTRO ESCOLAR EN 3 O 5 DÍAS.
  • No compartir toallas, sábanas, etc.

 

En los últimos meses del año es cuando hay más riesgo de conjuntivitis vírica, ya que se asocia con la llegada fría del año.

 

NOTA: Este artículo se basa en nuestra experiencia personal, SIEMPRE acudir a personas especializadas (médicos)  si se diera estos síntomas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.