Categoría: Música

La educación musical
La educación musical

En la educación infantil de cualquier niño o niña es necesario integrar la música como parte de la formación global del mismo. Ésta contribuye a la educación intelectual, corporal y emocional.  La música es un lenguaje que ayuda al niño a empezar a comunicarse y expresarse. El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con otros niños.
La música les aporta a los niños muchos beneficios como, por ejemplo, les da seguridad emocional y confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones.
El aprendizaje a través de canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, y acompañadas de gestos que se hacen al cantar, consigue que el niño o niña mejore su forma de hablar y entienda  el significado de cada palabra.
La música también es beneficiosa para los niños pues mejora su poder de concentración, potenciando su capacidad de aprendizaje. Además, facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas, estimulando su memoria.
Con la música, la expresión corporal del niño se ve más estimulada, ayudando al control rítmico de su cuerpo. A través de lamisca, el niño puede mejorar su coordinación.
En la etapa infantil, la música se sitúa dentro del área de comunicación y representación y, con ella, se pretende que los niños y niñas disfruten de la actividad, a la vez que fomenten su capacidad de expresión y comunicación.
Estas son muchas cosas por lo que es tan importante cantarles a los niños y marcarles un ritmo sonoro desde tan temprana edad.
Los niños aprenden cantando numerosos conceptos que más adelante serán esenciales para la vida cotidiana.
A parte de todo esto, las canciones infantiles les encantan a los niños porque son canciones divertidas, llenas de gestos y movimientos con letras graciosas.
La canciones ayudan a los niños desde que están en el vientre materno, una vez que nacen son capaces de reconocer las voces de las personas o canciones cantadas por ellas aunque sea con un gesto o una mirada. Después, ayuda a relajarlos y tranquilizarlos en el caso de las nanas y más tarde todo lo demás. En definitiva, la música nos ayuda y acompaña durante toda la vida.